La locura de danzar

7 Ene

Día o noche, ser o no ser, ying o yang… Conceptos opuestos que dependen de su contrario. Las bailarinas de Fetch, Begoña Quiñones y Verónica Garzón, en tan sólo 15 minutos, transmiten mediante el movimiento esa idea de que es necesaria una oposición para que exista un equilibrio, una realidad.  Ese dualismo que guardamos en nuestro interior se ve reflejado a lo largo de toda la pieza, finalista del vigésimo sexto Certamen Coreográfico de Madrid. ¿Somos nosotros o nuestra sombra? Con un rápido juego de brazos y una gran gesticulación por parte de las intérpretes, se muestra esa lucha interna que define nuestra existencia. Ese continúo diálogo que tenemos con nosotros mismos y que, de vez en cuando, nos lleva a la locura, en este caso a la locura de danzar. ¿Pienso, luego existo? Mente y cuerpo enlazados para formar parte de un todo.

Las coreógrafas incluyen una propuesta muy atrevida y original al fusionar en una imagen proyectada las piernas de una con el torso de la otra, creando la sombra de una bailarina aparentemente completa que intenta mostrar toda su esencia con cada uno de sus movimientos. Esa dificultad con la que a veces se encuentran los coreógrafos y bailarines de poder expresar con movimientos lo que están pensando, se dibuja perfectamente en esta enigmática sombra que representa la danza en un sentido global.

Imagen

Una ejecución técnica impecable cargada de dramatismo, energía y, ante todo, de una extrema coordinación. Como si de dos clones se trataran, ambas bailarinas iban desarrollando la coreografía de una manera dinámica e incluso a veces un tanto inquietante. Todo ello enmarcado por una melodía atonal, que cambiaba radicalmente al convertirse en una composición musical con letra.

A lo largo de toda la pieza, y a pesar de que debido a la lesión de Mar Rodríguez la tuviera que ejecutar la bailarina suplente, Verónica Garzón, se muestra esa dependencia entre ambas intérpretes, ya no sólo en los distintos portés que realizan, en los que una bailarina es levantada por la otra, si no también a la hora de caminar y moverse por el espacio.

Con un desenlace abierto, en el que ambas protagonistas se buscan pero no se encuentran, ponen punto y final a esa búsqueda de la perfección del ser humano.

Nombre: FETCH

Coreografía e intérpretes: Begoña Quiñones y Mar Rodríguez Valverde; suplente: Verónica Garzón.

Arreglos Musicales: Miguel Bellas.

Vestuario: Begoña Quiñones y Mar Rodríguez Valverde

Iluminación: Irene Cantero

3 comentarios to “La locura de danzar”

  1. Ana Martínez Sánchez enero 10, 2013 a 11:30 pm #

    Hola! Tiene muy buena pinta.
    ¿Sabes si vendrán a actuar a Barcelona?
    Un abrazo

    • reyesespinosa enero 12, 2013 a 7:46 pm #

      Hola Ana! La verdad es que disfruté mucho viendo la coreografía.
      No se si van a ir a Barcelona, lo siento.
      Te paso el link del certamen por si ahí encuentras algo o prefieres mandar un mail a la organización y preguntarles. http://www.pasoa2.com/
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: